preloader
Subir
Compartir

Próximo día de tueste 19 de Abril

 Gastos de envío 2,50€ - Envíos gratis a partir de 30€ (Península y Baleares)

Disponible

Peru Orgánico Rigoberto Vazques

9,5034,00

Nos encantan los cafés de Perú. Esta vez traemos, de la mano de Rigoberto Vazques, un café orgánico lavado, de las variedades bourbon y caturra, cultivado en la región de Lonya Grande, Amazonas a 1.650msnm.

Notas de cata a Chocolate con leche, caramelo, nueces y notas frutales como la manzana o los frutos de hueso amarillo.

Desde el primer momento este café de Perú nos enamoró. Muy balanceado y polivalente, es un café que te recomendamos tanto para filtro como para espresso.

Rigoberto Vazques es un productor de café de tercera generación. Creció aprendiendo la producción de café de su padre y su abuelo y siempre ha entendido la importancia del cultivo de alta calidad.

Comparte el producto:
País de origenPerú
Productor de este caféRigoberto Vazques
Región de cultivoLonya Grande, Amazonas. 1.650 msnm
ProcesoLavado Orgánico
VariedadBourbon y Caturra
Notas de tasteNotas: chocolate con leche, caramelo, manzana y nueces
Referenciarigoberto
CategoríasCafé de Especialidad Tostado Artesanalmente
Café para espresso
Café para filtro
EtiquetasAeropress
Espresso
French Press
V60
Peso0.250 kg
Dimensiones20 × 20 × 10 cm
Paquete

1Kg, 250g

Molienda

Café en grano, Café molido para espresso, Café molido para Moka Pot, Café molido para filtro, Café molido para french press

Disfrútalo con V60 HarioDisfrútalo Peru Orgánico Rigoberto Vazques con V60 Hario
Café recomendado para French Press
Disfrútalo con tu Aeropress
Café recomendado para Expresso
Exquisito en frío

Perú, Rigoberto Vazques, Orgánico Lavado.

Nos encantan los cafés de Perú. Esta vez traemos, de la mano de Rigoberto Vazques, un café orgánico lavado, de las variedades bourbon y caturra, cultivado en la región de Lonya Grande, Amazonas a 1.650msnm.  Notas de cata a Chocolate con leche, caramelo, nueces y notas frutales como la manzana o los frutos de hueso amarillo. Desde el primer momento este café de Perú nos enamoró. Muy balanceado y polivalente, es un café que te recomendamos tanto para filtro como para espresso. Rigoberto Vazques es un productor de café de tercera generación. Creció aprendiendo la producción de café de su padre y su abuelo y siempre ha entendido la importancia del cultivo de alta calidad.

Cosecha y procesado

En todo el Perú, la mayoría de los pequeños productores utilizan un modelo de producción familiar similar. El tamaño de las fincas es pequeño y la mayoría de las familias colaboran para contribuir con el trabajo necesario, desde la poda hasta el deshierbe y la fertilización, para lograr una cosecha de café de Perú exitosa. Durante la temporada de cosecha, el café de Perú se selecciona a mano de forma selectiva. Este proceso de trabajo intensivo generalmente involucra a toda la familia. Algunas granjas más grandes pueden contratar jornaleros locales para ayudar con la cosecha. Después de la cosecha, la cereza a menudo se clasifica a mano para eliminar las cerezas dañadas o poco maduras y, a veces (según la configuración de procesamiento de la familia) se deja flotar en cubos o cubas de plástico para eliminar los pesos inferiores. Después de clasificar, la cereza se despulpa. La mayoría de las familias tienen una despulpadora de tambor manual o mecánica ubicada en su finca, generalmente cerca de la casa. Una vez despulpado, el café de Perú se fermenta en un tanque durante al menos 18 y hasta 40 horas, dependiendo del clima (las altitudes más altas a menudo requieren tiempos de fermentación más largos debido a las temperaturas del aire más frescas). Después de fermentar, el pergamino se lava con agua limpia. La infraestructura de secado varía mucho en Perú. Algunos agricultores utilizan camas elevadas cubiertas y otros tienen una “carpa solar”, una sala de secado elevada, a menudo sobre un cobertizo de almacenamiento o incluso sobre su casa. El pergamino se secará durante unos 20 días en promedio e, independientemente del método de secado, se le dará la vuelta con regularidad para asegurar un secado uniforme.

El café en Perú

Perú tiene un potencial excepcional como productor de cafés de alta calidad. El país es el mayor exportador de café Arábica orgánico a nivel mundial. Con altitudes extremadamente altas y suelos fértiles, los pequeños agricultores del país también producen algunos cafés especiales asombrosos. Aunque el café llegó al Perú en el siglo XVIII, se exportó muy poco café hasta finales del siglo XIX. Hasta ese momento, la mayor parte del café de Perú se consumía localmente. Cuando la roya del café afectó a Indonesia a fines del siglo XIX, un país central para las importaciones de café europeo en ese momento, los europeos comenzaron a buscar su solución en otros lugares. Perú fue una opción perfecta. Entre finales del siglo XIX y la Primera Guerra Mundial, los intereses europeos invirtieron importantes recursos en la producción de café de Perú. Sin embargo, con el advenimiento de las dos guerras mundiales, Inglaterra y otras potencias europeas se debilitaron y adoptaron una perspectiva menos colonialista. Cuando los británicos y otros propietarios de tierras europeos se marcharon, el gobierno compró sus tierras y las redistribuyó entre los lugareños. El gobierno peruano recompró los 2 millones de hectáreas previamente otorgadas a Inglaterra y distribuyó las tierras a miles de agricultores locales. Muchos de estos agricultores luego cultivaron café en las tierras que recibieron. Hoy, los caficultores peruanos son abrumadoramente a pequeña escala. Los agricultores peruanos suelen procesar su café en sus propias fincas. La mayoría del café está completamente lavado. La cereza generalmente se despulpa, fermenta y se seca al sol en camas elevadas o secaderos. Los invernaderos de secado y las camas parabólicas se están volviendo más comunes a medida que los agricultores giran hacia mercados especializados. Después del secado, el café de Perú se venderá en pergamino a la cooperativa. Los productores que no son miembros de una cooperativa suelen vender a un intermediario. La lejanía de las fincas, combinada con su pequeño tamaño, significa que los productores necesitan intermediarios o cooperativas para ayudar a llevar su café al mercado. La membresía cooperativa protege en gran medida a los agricultores de la explotación y puede marcar una gran diferencia en los ingresos del café. No obstante, actualmente solo alrededor del 15-25% de los pequeños agricultores se han unido a un grupo cooperativo.

No hay valoraciones todavía.

Se el primero en valorar “Peru Orgánico Rigoberto Vazques”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *